fbpx
Re-Bautizándome

Re-Bautizándome

(De dónde proviene el nombre Yurgaki)

El nombre Yurgaki tiene un origen griego. Yurga es Jorge y Ki es diminutivo, como si fuera Jorgito.

Pero, ¿por qué Jorgito?

A principios del siglo XX, llegó a Colombia una importante migración sirio-libanesa y mediterránea en general. Los locales los llamaban turcos, sin importar su procedencia.

Esta historia sucede en la zona selvática del Chocó, al occidente del país.

Ella se llamaba Rosa Leona y todos la recuerdan por su mal carácter. Culpan por esto al señor Yurgaki, un sirio-libanés que llegó al Chocó atraído, como tantos más, por la fiebre del oro. Rosa quedó preñada de él y Yurgaki desapareció, según dicen, llevándose también el oro que ella tenía.

Al poco tiempo de nacer este hijo, apareció proveniente del interior del país un señor Cristancho. Con Rosa tuvieron varios hijos más. Él asumió al hijo de Yurgaki como suyo, pero registrándolo con su apellido. Es así como mi abuelo, el hijo de Yurgaki, tuvo el apellido Cristancho que ha llegado hasta mí.

Usar el nombre de Yurgaki no es un homenaje a un hombre que dejó tirada y robó a mi bisabuela. Sin su material genético yo no existiría, ni mi música, ni estas palabras, así pues, tanto le puedo reprochar como agradecer.

Al señor Cristancho le estoy agradecido porque asumió y crió ese hijo como suyo.

Mi padre es también músico: “El pianista loco“. Me pusieron su mismo nombre, lo que no me hace mucha gracia, porque siento que así quedé sentenciado a seguir sus pasos. Reconozco que no he hecho muchos esfuerzos por escapar de ese destino, por lo menos a lo que musicalmente se refiere. Aunque admiro su talento y creatividad, es importante para mí diferenciarme. Desde aquí un respetuoso saludo al gran músico que es él.

Hay una reconocida familia de músicos andinos “los Cristancho” que además, tienen una academia de música con ese apellido. No he sabido que haya una conexión familiar entre nosotros.

Y la verdad, quise diferenciarme.

Cuando empecé a realizar este proyecto en Bogotá, en el año 2005, con un equipo de trabajo muy familiar, mi madre, percusionista, gestora cultural, libre pensadora y conocedora de la historia de Yurgaki, lo sugirió como nombre artístico. A todos nos gustó.

Así es que, sin ánimo de ofender a la familia Cristancho y sin querer robarme el apellido de los Yurgaki (que por cierto son una extendida familia en Colombia con la que tengo contacto), aquí está la historia de porqué este proyecto se llama Yurgaki.

Bienvenidos a este blog.

Nicolás Cristancho Quintero (Nico Yurgaki)

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Buena y bien contada historia, de donde hay mucho que recrear y eso lo haces y continuarás haciendo con tu música. creo firmemente en lo que haces, por que eso es Música, en medio de tanta falacia y mediocridad . Fuerte abrazo de tu familia en Colombia.

  2. Lo mejor de las historias es su conexión con la realidad y aquí esta historia se puede verificar completa , lo que la hace mas interesante. Felicitaciones por atreverse a contarla.

Deja un comentario

Cerrar menú